martes, 3 de junio de 2014

Creatividad

El arte es la expresión de una idea convertida en magia y seducción. Es quedar atrapado en un lienzo que cuenta una historia. Es embelesar con las curvas de una escultura hasta hacer que parezca humana. Es conseguir que unos ojos no quieran apartarse de una imagen ni de sus movimientos. Una obra se impregna de los quehaceres creativos para sobrevivir en el tiempo.

Ya se sabe que el arte es una lucha constante entre el gusto personal y el comunmente "asumido" por una sociedad. Es a la vez crítica y pasión, respeto y descrédito, el arte es un sentimiento, que utiliza el pincel como hilo conductor para dibujar un sentimiento que despertará una emoción. El arte es lo que tú quieras interpretar, hasta donde quieras llegar, el lugar en el que tú lo quieras posicionar. El arte es libremente interpretado y practicado.

En mi casa tengo pequeñas obras de arte que para mí tienen un incalculable valor. Qué decir cuando una madre proyecta con sus manos arte hacia sus hijos. Cuando sabes que, con todo su cariño, está poniendo su corazón en una obra, en un lienzo que algún día pondrás en tu futura casa. Qué decir cuando te sientes orgullosa de la creatividad con la que transforma ese amor en un sueño..

Porque yo al ver este cuadro imagino que una ninfa de verdad existe con un cabello lleno de flores color pastel. Creo que es ella la que con su belleza atrae el vuelo de una mariposa hasta la palma de su mano, cuya muñeca también está adornada con una flor escogida por ella en su largo paseo por el bosque.




En la vida es importante explotar lo que se nos da bien o lo que deseamos aprender. Crecer y disfrutar haciendo lo que nos gusta. Es un placer poder mostraros aquí algunas de las maravillas que hace mi madre. Coge una idea y ella le aporta su toque personal. Le encanta arriesgar y probar siempre cosas nuevas. O directamente coger el patrón de un vestido y modificarlo al gusto del consumidor o a su gusto. Siempre dice -voy a probar a ver qué sale, sino pues se desbarata y ya está. Y siempre le salen prendas esquisitas y preciosas.

Desde pequeñas mi hermana y yo hemos ido luciendo sus diseños....Batas rocieras, mantones de ganchillo, vestidos de fiesta, camisetas bordadas....prendas que nos durarán toda la vida y que tendrán la cualidad de ser irrepetibles. De ser creadas por ella. La mejor firma que podríamos tener en nuestro armario, la de nuestra madre.


Su máquina de coser y sus manos. Mi madre sabe bien cómo manejar una aguja. De ganchillo nos hizo este chaleco rosa palo que veis abajo y unos vestidos para la playa que tienen en el bajo esas puntillas tan bonitas. Éste es de mi hermana que es celeste, el mío es violeta. Y para el invierno, también de croché, estas dos mantas tan originales y coloridas. De punto también hizo otra manta con lana naranja, que intercala diferentes dibujos.


Y entre sus manualidades, aquí debajo dos de los alfileteros que ha hecho con material reciclable y, a ambos lados, los lapiceros en forma de botas que hace con gomaeva.

Y, sobre todo en verano, nos encanta ponernos alguna de las pulseras que nos ha hecho con anillas de latas de refresco. Las habréis visto alguna vez. Ella le da siempre su toque personal. El botón marinero le va que ni pintado :)




Y así, toda una casa llena de obras de arte. Al menos para mí lo son. 
Y lo que más me gusta de todas estas creaciones, la artista. La persona que sabe hacer de una idea algo propio, único. Escogiendo las telas más bonitas y diversas, combinando, buscando el detalle más original. En definitiva, donde la imaginación la lleve.








No hay comentarios:

Publicar un comentario